Desmaquillante o limpiador: esas diferencias que lo cambian todo – QUINQUE.SKINCARE

Cuidado con no caer en lo que parece evidente: desmaquillar la piel no consiste únicamente en limpiarla. ¿Y cuál es la diferencia entonces? Los productos desmaquillantes y los limpiadores no contienen los mismos ingredientes, y tampoco actúan igual sobre la piel. El truco para mantener una piel limpia y radiante es combinar correctamente ambos tipos de productos. 


Desmaquillantes y limpiadores: ¿Qué diferencias podemos encontrar en su composición?


Leche desmaquillante, agua micelar, aceite desmaquillante, espumas y lociones limpiadoras… Igual opinas que es siempre más de lo mismo. Pues no, no exactamente. La principal diferencia entre un desmaquillante y un limpiador reside en su lista de ingredientes y en su formulación: 


  • Un desmaquillante contiene, por norma general, ingredientes lipófilos (afines a las parículas grasas como el maquillaje, la proteccion solar etc ...). Puede presentarse en forma de aceite, bálsamo desmaquillante o incluso una emulsión (se trata de los desmqauillantes tradicionales, agua y aciete en un mismo prodcuto).  
  • Un limpiador es un producto a base de agua y tensoactivos. Normalmente, tiene una propiedad espumosa, en mayor o menor grado. 

Limpiar o desmaquillar tu piel: los cambios que esta puede experimentar.


Vamos a revelarte algo: el desmaquillante no limpia en absoluto tu piel. Sino que se centra únicamente en una acción en la superficie de la misma, que disuelve la película de maquillaje que recubre la epidermis. O dicho de otra manera, vuelve a dejar tu piel tal y como estaba.

Para que te hagas una idea un poco más gráfica, podemos compararlo al hecho de desvestirte antes de meterte en la ducha.

El limpiador es actua como un detergente. Sus tensoactivos permiten envolver en una burbuja la suciedad y las imurezas y por lo tanto, elimina el exceso de sebo, los residuos que puedan quedar de otros productos, los gérmenes, el polvo, las partículas de contaminación, etc. En resumen, limpia la piel en profundidad. 


¿¿Cuándo debe utilizarse un desmaquillante y cuándo un limpiador para el rostro?


Otra diferencia entre el desmaquillante y el limpiador es el orden a seguir dentro de tu rutina de belleza. El desmaquillante debe de utilizarse por la noche, tanto si te has maquillado como si has utilizado algún tipo de crema solar durante el día; e incluso, si te has movido por un entorno urbano.

En cuanto a la limpieza de la cara, debería de llevarse a cabo en dos momentos clave de la jornada:


  • Por la mañana, como primer paso para preparar tu piel para las siguientes etapas de tu rutina, y que de esta manera absorva correctamente todos los productos que le apliques. 
  • Por la noche, tras desmaquillar tu piel, para eliminar los últimos residuos de producto que puedan quedar y para evitar la obstrucción de los poros. Esta debería de ser la máxima de la doble limpieza: primero desmaquillamos y, a continuación, terminamos de limpiar en profundidad. 

¿Existe un producto 2 en 1 para desmaquillar y limpiar tu piel? 

¡Existe! Desde Quinque Skincare hemos desarrollado nuestra Gelatina Limpiadora para todas aquellas pieles que necesitan atención y no tienen mucho tiempo. Un producto híbrido que combina las propiedades de un desmaquillante con las de un limpiador. Por lo que sí, sí es posible tener un producto 2 en 1 (y, aunque pueda sonar mal que lo digamos nosotros, es infinitamente más práctico).
Su textura de gelatina elimina de forma eficaz los restos de maquillaje, mientras que los AHA y el ácido salicílico ayudan a desbloquear los poros.
Además, el CBD  gracias a sus propiedades calmantes, te permitirá terminar el día con un extra de suavidad en tu piel.