¿Quién es Emma Sawko?

Francesa, nacida en Nueva York y criada en Suiza. Soy madre de tres hijos, empresaria y fundadora de la concept store Comptoir 102. en Dubái, y de la cadena de restaurantes veganos Wild & The Moon.

¿Cuál es tu trayectoria hasta ahora?

Empecé mi carrera profesional en la publicidad. Cuando nos mudamos a Dubái con mi familia, después de unos años viviendo en Nueva York, decidí cambiar de rumbo y crear un concept store de todo lo que me faltaba allí: decoración, moda, joyería, cosmética clean y también un restaurante de comida saludable, el primero de la región. Me ha encantado esta aventura, y gracias a su éxito, seguimos en pie después de casi 10 años. Fue por una verdadera convicción personal que decidí meterme en el negocio de los restaurantes veganos. 

¿Por qué decidiste emprender el proyecto Wild & The Moon?

Es mi forma de apoyar al planeta; estoy convencida de que esta forma de comer, respetuosa con la vida de los animales y con el medio ambiente, debería de normalizarse.

¿Por qué decidiste desarrollar un proyecto paralelo en Dubái?

Cuando empecé con Wild & The Moon, ya vivía en Dubái. Allí, comer de forma respetuosa con el medio ambiente y promover la agricultura local con un bajo consumo de energía representa un enorme reto y, por lo tanto, un gran problema para el futuro; me pareció obvio que debíamos instalarnos allí. Pero mi verdadero objetivo es establecerme allí donde sea necesario tomar conciencia para sacudir nuestros hábitos alimentarios. Así que hemos ido abriendo varios restaurantes en Francia, los Países Bajos y Qatar, y seguimos expandiéndonos.


Has decidido incluir el CBD en algunos de tus productos. ¿Qué importancia tiene este ingrediente para ti en este momento?

Utilizamos muchas plantas o extractos de plantas por sus beneficios y virtudes terapéuticas. Este es precisamente el caso del CBD, que aprecio especialmente en momentos de estrés. Alivia el dolor, la tensión muscular, la ansiedad y los trastornos del sueño. Pero nunca lo había probado como producto para la piel... hasta que he conocido QUINQUE ☺ 

Para ti, el equilibrio entre lo apetitoso, la salud y el respeto al medio ambiente está en el centro de todo. ¿Cómo has llegado a esta conclusión?


Para sentirme bien en mi cabeza, para ser funcional y feliz, es esencial que me sienta bien en mi cuerpo. La naturaleza y la forma de comer son los pilares de este bienestar. Si no me alimento bien o no me tomo el tiempo necesario para recargarme de energía durante un paseo junto al agua o una excursión por la montaña, no me siento equilibrada.


Aprecias los productos que son 100% veganos, ¿verdad? ¿Se ha convertido en una verdadera forma de vida para ti? 


Sí, me siento mil veces mejor cuando me lleno de verduras, frutas, cereales integrales, frutos secos, hierbas frescas, ¡es la base de la salud! Pero hoy, lo importante es también transmitir, explicar por qué es mejor para uno mismo, pero también para el medio ambiente. Es una forma de vida que debería de generalizarse con urgencia.  


¿Tu filosofía de vida?

Hacer el bien, lo mejor que podamos...


Has vivido entre París, Nueva York y Dubái. ¿Cuáles son las diferencias entre estas tres ciudades? ¿Lo mejor y lo peor de cada una?

Me encantan las tres ciudades. Dubái es el adolescente. Es una ciudad muy positiva, está cambiando todo el tiempo y es difícil seguir su ritmo, pero todavía es un poco inmadura, así que casi mejor, hay mucho que crear allí. París es la más bella, pero la calidad de vida no es fácil allí, y los parisinos son terriblemente gruñones. Nueva York es mi favorita. Es una ciudad casi inexplicable: concrete jungle where dreams are made of…

¿Un libro? El día que Nietzsche lloró, de Irvin Yalom. 

¿Una película? Almodóvar en su totalidad

¿Una canción? Romeo y Julieta, Dire Straits


¿Primer gesto de selfcare cuando te despiertas?

Beber un gran vaso de agua con una cucharada de vinagre de sidra o zumo de limón.


¿Y el último antes de ir a la cama?


Lo mismo que por la mañana, más un masaje en las sienes con un poco de aceite y, cuando puedo, unos minutos de meditación.


Tu Experiencia Quinque en 3 palabras:


Cuando se trata del cuidado facial y corporal, soy extremadamente frugal. La piel absorbe gran parte de los ingredientes, así que quiero que sean impecables. No me maquillo, pero sí me limpio la piel al final del día y me aplico un suero ligero por la mañana. Por todo ello, me encanta que los productos de Quinque sean sencillos, eficaces y limpios. 

×