¿Quién eres?

Me llamo Alice y tengo 27 años. Soy profesora de Pilates aquí en París. 

¿Cómo te definiría en dos frases?

Soy muy activa, abierta y curiosa por naturaleza. Viajar y conocer gente es muy importante para mi, es mi fuente de inspiración. Le doy mucha importancia al bienestar de mi mente y de mi cuerpo a través de diferentes prácticas y rutinas holísticas. 

¿Cuál es tu trayectoria hasta ahora?

Después de licenciarme en Economía y Gestión de Empresas, me fui a Australia, en un principio de turismo. Finalmente, decidí establecerme y viví allí durante 4 años. Me enamoré del estilo de vida de Sydney. Cogí algo de experiencia en ventas y marketing para darle continuidad mis estudios. Rápidamente, decidí cambiar de ambiente y comencé una formación para enseñar Pilates. Desde que volví aParís, en abril de 2020, me dedico a desarrollar y compartir mi pasión por la enseñanza de la práctica del Pilates.

¿Cómo empezó tu aventura en Pilates?

Yo ya era muy deportista antes de trasladarme a Australia, pero fue allí donde descubrí la práctica de Pilates. En Sydney, es un mundo muy desarrollado, es muy común que la gente lo practique en máquinas y colchonetas. He tenido la suerte de asistir a algunas clases fabulosas en estudios únicos en los que se enseña la práctica tal y como yo la enseño hoy: de forma moderna y rítmica. 

¿Cuál es la principal diferencia que ofrece la práctica del “AlicePilates”?

AlicePilates es una práctica de Pilates que combina varios ejercicios muy dinámicos y modernos, donde incorporo movimientos únicos inspirados en el Barre, el Yoga y el Pilates. Las clases están diseñadas para ejercitar en profundidad todos los grupos musculares con el fin de trabajar todo el cuerpo.


¿Qué importancia tiene el Pilates para nuestro bienestar?

El Pilates es una práctica muy beneficiosa a largo plazo, nos permite fortalecernos para ayudarnos en nuestras tareas diarias, mejora nuestra postura y la alineación de nuestro cuerpo. Es una práctica que requiere concentración, ya que la idea es conseguir conectar nuestro cuerpo con nuestra mente. Se trata de una práctica genial para mejorar la resistencia, ¡e incluso para aliviar el dolor y alejar los pensamientos negativos! 

¿Tu lugar favorito para practicarlo?

Sin duda, en Sydney es donde he tenido las mejores experiencias de estudio. Por lo demás, me encanta practicarlo en casa. 

¿Tu filosofía de vida?

¡Lo positivo atrae a lo positivo!

¿Si tuvieras que recomendar tres lugares interesantes en París?

Ten Bells para el mejor café; Bambino el mejor restaurante para tomar algo de picar entre amigos y acabar en la pista de baile; y por último, el mejor desayuno está en Gramme Paris, donde se pueden degustar platos originales, pero a la vez sencillos y, ante todo, deliciosos. En cuanto a las compras, no hay nada como pasear por el Marais, donde están todas las tiendas de segunda mano que están abriendo últimamente. Me gusta especialmente Nuovo, creada por mi amiga Liza.

¿Cuáles son tus consejos de belleza?

Una buena hidratación es esencial para mi. Mi rutina de belleza es muy sencilla, una buena crema de día por la mañana. Mi piel es bastante sensible con la contaminación aquí en París, así que me aseguro de limpiar bien mi piel antes de ir a dormir y aplicar una crema o sérum de noche. 

¿Tu último gesto de selfcare antes de acostarte?

Me encanta ponerme varias capas de crema hidratante en la cara. Además, suelo aplicarme un suero en aceite con mi rodillo de cuarzo rosa para drenar y alisar mi piel. 

Tu experiencia Quinque en tres palabras:

Simple, eficaz y natural.

×